¿Se Debe o No Se Debe Cortar La Cutícula?

Desde mi punto de vista particular, no estoy deacuerdo con el corte de la cutícula, al igual que muchas manicuristas e inclusive podólogos, los cuales confirman que no es lo correcto, esto se debe a que la cutícula es como una capa que cobre la uña y su función principal es protegerla, entonces cortarlas puede acarrear ciertos problemas como infecciones o la aparición de cayos, dejando a la uña desprotegida con un posible mal crecimiento. En muchos sitios utilizan artículos para ablandarlas y cortarlas con más facilidad pero a veces se les va la mano llegan a hacer sangre; así mismo nos hemos dado cuenta que mientras mas se corta a cutícula crece en mayor dimensión y con más rapidez, mientras que si la repujamos hacia abajo o hacia atrás va cursando.

Al empujar la cutícula había atrás, las mismas ceden y se van moldeando, quedando en una forma bonita, y se pueden lograr reducir poco a poco, sin la necesidad de cortarlas y mantenerlas en su justo lugar cumpliendo la función propia de ellas. Es importante hidratar la cutícula con aceites especiales para ello, como por ejemplo el aceite de almendras, de coco, de ricino, aguacate, inclusive aceite de oliva.

Si se le viene a la mente la incógnita, del ¿para que es el alicate de cutícula o corta cutículas? se usa para mantener a raya las cutículas subversivas e insubordinadas que tienen una pronunciada dureza, siempre con mucha cautela se corta el pedacito indeseado de piel sobrante que nos resulta incómoda.

Si alguna parte de la cutícula está también dañada o partida, lo utilizamos para aplanarla con mucho cuidado. Pero ¿cortar la cutícula por completo? En lo absoluto. Cuando nutrimos la cutícula hidratándola y las empujamos poco a poco cada vez que nos hacemos la manicura, las mantendremos saludables y con un excelente aspecto, permitiéndoles ejercer la función para la cual la naturaleza la dispuso.