8 Cosas Que Estás Haciendo Mal Y Hacen Que Se Te Quiebren Las Uñas

Pasas horas eligiendo el esmalte adecuado, limando, quitando cutículas y pintando tus uñas… Entonces, ¿por qué las destrozas después? Aunque no lo creas, hay una multitud de comportamientos que, a menudo, llevas a cabo de manera inconsciente y están acabando con la salud de tus uñas.

¿Quieres saber cuáles? Aquí tienes algunos de los más habituales.

#8 Muerdes tus Uñas

La onicofagia, o “morderse las uñas”, es muy habitual tanto en niños como en adultos para liberar estrés. A la larga está práctica puede llegar a deformar nuestras uñas, además es antihigiénica ya que nuestras uñas guardan suciedad bajo ellas.

Así que ya sabes, mejor que en tus uñas, descarga estrés saliendo a correr, ¡te ayudará a despedirte del estrés y a ponerte en forma!

#7 No Cuidas tu Esmalte

Es común descascarillar el esmalte con tus propias uñas. Está práctica que puede parecer inofensiva es muy dañina para las uñas. La solución es emplear productos adecuados para la eliminación correcta del esmalte. De otro modo, estarás dañando las uñas.

#6 Olvidas tus Cutículas

Muchas veces las cutículas son las grandes olvidadas de las uñas. Las cortas con las tijeras o incluso los dientes. Sin embargo, son una parte fundamental de tus uñas y su descuido puede llevarte a un debilitamiento progresivo de las uñas. ¿Solución? Emplea un removedor de cutícula para eliminar la piel muerta sin dañar el lecho de la uña y la cutícula sana que necesita.

#5 Abusas de las Uñas de Gel

Las uñas de gel suelen ser un buen recurso para no morder las uñas y, por supuesto, para lucir una exquisita manicura. El problema no son las uñas de gel, sino su eliminación. Acude a profesionales para quitarlas o podrías cometer un auténtico asesinato con tus propias uñas.

#4 Te Entusiasmas con el Pulido

¿A quién no le gusta ver sus uñas pulidas y brillantes? Es común usar las limas de tres caras para conseguir este resultado rápido y sencillo, pero ten cuidado: su uso excesivo debilitará tus uñas.

#3 Comes cualquier Porquería

Al igual que tu piel refleja el exceso de grasa o de mala alimentación, las uñas sirven de guía para ver si estás haciendo bien las cosas. El excederte con la comida basura provoca cosas tales como uñas débiles y delgadas, cuanto mejor sea tu dieta, mejor serán tus uñas, tu piel y tu cabello.

#2 Uñas = Herramienta

Muchas veces empleas las uñas para despegar etiquetas, raspar algo o abrir un llavero. Estas acciones llevarán al debilitamiento progresivo de las mismas y, en un caso extremo, a su rotura.

#1 No usas Guantes o Cremas

Sabes que fregar no es muy cómodo con guantes, pero tus uñas y tus manos te lo agradecerán. Lo mismo ocurre con las cremas: sé que las usas para el cuidado de tus manos, pero nunca está de más recordarlo.

Solo con evitar estos malos hábitos verás cómo mejora la salud de tus uñas. Si no, siempre puedes darte un capricho y visitar el salón de belleza de vez en cuando para relajar tus manos y uñas y devolverles su mejor cara.

Fuente: imujer.com