7 trucos increíbles para secar tus uñas en tiempo récord ¡toma nota!

A todas nos pasa, que luego de pasar un buen rato pintando las uñas,  las ARRUINAMOS en un segundo, es frustrante que después de  hacerte un manicure, que tus uñas queden perfectamente pintadas y esperar unos minutos para que el barniz seque por completo, un mínimo descuido haga que se arruinen.

Si, todas hemos pasado, así como también que estás lista para salir y te das cuenta que tus uñas son un desastre, y ya no tienes tiempo de aplicar el barniz y esperar a que sequen.  Pues ya no tienes que preocuparte, éstos increíbles trucos  acelerarán el proceso de secado de uñas.

1. Agua Fría

Al terminar de pintarlas espera un par de minutos, enseguida sumerge tus manos dentro de un recipiente con agua y algunos cubos de hielo, cuidando que tus uñas no se toquen entre sí o con los bordes del recipiente; déjalas ahí por unos 2 o 3 minutos y después retíralas. Déjalas secar naturalmente, sin frotarlas con toallas o papel.

2. Congelador

Utiliza el método de congelación para dejar de lado el pasar horas y horas soplando. Sólo tienes que introducir tus manos dentro del congelador por unos cuantos minutos y ¡listo!

3. Secador de Cabello

El común secador de cabello que todas las mujeres tenemos en nuestro baño. Ajústalo a la temperatura más fría y colócalo a unos 20 cm de tus uñas; pásalo un par de veces y tus uñas quedarán completamente secas.

4. Limpiador de Polvo

Utiliza esos limpiadores que eliminan el polvo de los rincones y grietas de los teclados con aire, para secar tus uñas. Sóplalas con el limpiador durante varios minutos, sólo asegúrate de mantener la boquilla lo suficientemente lejos para que la presión del aire no arruine tu esmalte.

5. Aceite de Oliva

Puedes usarlo de dos formas:

  1. Al terminar de pintar tus uñas, déjalas secar por un instante y después aplica una capa de barniz incoloro por encima. Casi de manera inmediata aplica una gota de aceite de oliva. Distribuyelo con un pincel y notarás como tus uñas se secan en segundos.
  2. Otra manera es usar el aceite de oliva en aerosol. Terminando de aplicar el esmalte en tus uñas, rocíalas completamente con el aceite. Déjalo reposar de uno a dos minutos y después lávate las manos para retirar el aceite.

6. Capas más Delgadas de Esmalte

Si acostumbras pintar tus uñas con capas gruesas de esmalte para ahorrar tiempo, deberías dejar de hacerlo, al final el secado de una capa gruesa lleva más tiempo. En lugar de hacer eso, aplícate dos o más capas muy delgadas, dejando pasar 3 minutos entre cada aplicación. Aunque parezca un proceso más tardado, al final te darás cuenta que secan en un tiempo mucho menor.

7. Jabón

Enjabónate las manos y las uñas muy bien, dos minutos después  de haber terminado de pintarlas, enjuaga a la perfección y luego sécate suavemente con una toalla suave.

Fuente: i24mujer.com